Tratamiento quiropráctico del dolor de cuello
Chiropractic Neck Pain Treatment

Tratamiento quiropráctico del dolor de cuello

La columna vertebral soporta todo el peso de la cabeza humana, que pesa una media de 12 libras. El cuello, también conocido como columna cervical, contiene siete pequeñas vértebras y se extiende desde la base del cráneo hasta la espalda. La flexibilidad de la columna cervical, aunque necesaria para el movimiento, también hace que el cuello sea susceptible de sufrir lesiones, lo que lleva a muchas personas a buscar el tratamiento de un quiropráctico para aliviar el dolor.

Causas del dolor de cuello

Quiropráctico para lesiones por latigazo cervical

La biomecánica es una razón importante de la propensión del cuello a las lesiones. Los accidentes, el envejecimiento, los golpes corporales, las caídas prolongadas en posición sentada, los movimientos repetitivos, los golpes en la cabeza y el desgaste diario pueden afectar a la biomecánica cervical. La atención quiropráctica examina los siguientes factores:

Envejecimiento

Las afecciones degenerativas, como la estenosis espinal, la artrosis y la enfermedad degenerativa del disco, afectan a la salud y la estabilidad de la columna vertebral.

Accidentes y lesiones

Quiropráctica para el dolor de cuello

El latigazo cervical es un movimiento involuntario del cuello o la cabeza en una dirección que provoca un movimiento reactivo hacia la dirección opuesta. Este movimiento repentino en forma de latigazo, que a menudo es consecuencia de un accidente de tráfico, provoca lesiones en los tejidos de soporte de la cabeza y el cuello. El latigazo cervical también incluye posibles daños en los discos, articulaciones, músculos, ligamentos y raíces nerviosas de las vértebras.

Vida cotidiana 

La obesidad, las malas posturas y la debilidad de los músculos abdominales pueden afectar al equilibrio de la columna vertebral, lo que hace que el cuello se incline hacia delante como compensación. Los músculos tensos por el estrés y la tensión pueden causar dolor o rigidez en el cuello.

Enfermedad discal degenerativa 

Esta afección puede provocar una reducción de la altura y la elasticidad de los discos intervertebrales, que pueden herniarse o abombarse con el tiempo, provocando dolor, hormigueo y entumecimiento en el cuello, la espalda y los brazos.

Osteoartritis 

Este trastorno de las articulaciones es relativamente común y provoca el deterioro del cartílago y la formación de espolones óseos que afectan a la capacidad de mover las articulaciones sin dificultad, molestias o dolor.

Estenosis espinal 

Los pequeños conductos nerviosos de las vértebras en el canal espinal pueden estrecharse, provocando la compresión y el atrapamiento de las raíces nerviosas de la médula espinal. Esta afección puede provocar dolor en brazos y hombros, un nervio pinzado y entumecimiento.

¿Puede un quiropráctico ayudar en el tratamiento del dolor de cuello?

Quiropráctico para el tratamiento del dolor de cuello

Durante su primera visita a un quiropráctico en relación con el dolor de cuello, el médico llevará a cabo varias evaluaciones para recopilar capas de datos.

Consulta

El quiropráctico le pedirá una descripción de sus síntomas, incluyendo:

  • Zonas de dolor
  • Duración y frecuencia de los síntomas
  • Actividades que provocan un empeoramiento del dolor
  • Actividades que alivian el dolor

Historial médico

En la quiropráctica para el dolor de cuello, el médico profundiza en los antecedentes del paciente para conocer su historial médico, incluyendo los siguientes factores:

  • Dieta y ejercicio
  • Historial médico personal y familiar
  • Problemas de salud y medicamentos actuales
  • Historial laboral y psicosocial
  • Hábitos de sueño
  • Niveles de estrés
  • Consumo de alcohol, drogas y tabaco

Examen físico

El quiropráctico realizará un examen neurológico y físico para el tratamiento del dolor de cuello, incluyendo lo siguiente:

  • Postura
  • Rango de movimiento
  • Condición física, incluyendo movimientos dolorosos
  • Alineación y curvatura de la columna vertebral
  • Espasmos musculares
  • Reflejos
  • Fuerza muscular
  • Cambios nerviosos
  • Dolor de propagación

Diagnóstico adicional

El quiropráctico puede recomendar pruebas adicionales para el diagnóstico de una afección existente, incluyendo las siguientes, que pueden llevarse a cabo en la oficina de quiropráctica para el dolor de cuello o a través de un proveedor externo:

  • La resonancia magnética (RM) o la tomografía axial computarizada (TC o TAC) pueden detectar hernias y protuberancias discales
  • Electromiografía: puede medir la capacidad de respuesta de los nervios
  • Rayos X: pueden identificar la artritis, las fracturas, los espolones óseos y el espacio discal

Técnicas quiroprácticas estándar para el tratamiento del dolor de cuello

El ámbito de la atención quiropráctica excluye el uso de cirugía o medicamentos. Si un diagnóstico requiere un tratamiento fuera de este ámbito, el paciente será remitido a un especialista apropiado. La quiropráctica para el dolor de cuello incluye varias opciones de tratamiento basadas en la manipulación de la columna vertebral con las manos o con un dispositivo.

Tracción cervical manual

El quiropráctico estira la columna cervical del paciente mientras éste está sentado o tumbado boca arriba, variando el ángulo hacia atrás y hacia delante del cuello para reducir la tensión. 

Movilización cervical

El quiropráctico mueve las vértebras del cuello de lado a lado y en un movimiento en forma de ocho con diversos grados de inclinación y rotación. Este estiramiento suave está pensado para el tratamiento del dolor de cuello con la reducción del movimiento restringido entre los segmentos de la columna cervical. 

Técnicas de «caída» cervical

Con el paciente tumbado en una mesa única con una pieza de caída para la cabeza del paciente bloqueada en una posición fija, el quiropráctico utiliza las manos para aplicar un empuje de media a alta velocidad y baja amplitud, haciendo que la pieza de la cabeza se libere y caiga una pequeña distancia. Esto reduce la fijación de la vértebra cervical sin los movimientos de rotación o torsión utilizados en la mayoría de las formas tradicionales de atención quiropráctica para tratar el dolor de cuello.

Deja una respuesta